Thursday, August 2, 2018

LA CURA DEL MERCADO LIBRE


La cura del Mercado Libre
Ricardo Valenzuela
 Image result for politicians dishonest cartoon
A pesar de la percepción de la mayoría de la gente visualizando líderes empresariales diariamente elevando sus plegarias en el altar de su capitalismo, son realmente pocos los que no solo no lo invocan, porque ellos lo practican en su verdadera concepción construyendo realidades que son admirables ejemplos del poder de las ideas de libertad, en los negocios y en la vida diaria. Uno de ellos es John A. Allison, un hombre que debería ser el faro que señale la ruta, no solo de los negocios, sino también un camino recto, honorable y eficiente para el manejo de la administración publica que en estos momentos sufre una crisis, no solo en EU, sino en todo el mundo y que año con año se ha venido agravando. Hace unas semanas tuve la oportunidad de participar en una mesa de análisis del excelente libro publicado por este verdadero empresario quien, además es un gran amante de la libertad: “La Crisis Financiera y la Cura del Mercado Libre”. Hago un resumen de lo discutido.

Aunque la publicación de Allison es con dedicatoria a los EU, siento que se puede aplicar a cualquier otro país, especialmente en la región latinoamericana pues parecería que todos los líderes que alcanzan los tronos del poder político a nivel mundial, sufren de la misma enfermedad y portan ideas ilógicas, imprácticas, pero aun al ver los resultados que cada vez hunden mas a nuestras naciones, se aferran continuando por el mismo rumbo sin asomarse a donde las cosas se hacen bien.


A mediados del 2008, en EU explotaba una crisis económico-financiera que estuvo a punto de convertirse en otra Gran Depresión mundial. Pero ¿Hemos aprendido algo? El Gral. Obregón sabiamente decía que experiencia es la capitalización de fracasos. Desafortunadamente, con la interpretación que se le ha dado a este gran fracaso, hemos aprendido la lección equivocada. El mito que permanece hoy día dominando la media, académicos y, en especial, los políticos, es que la causa fue la desregulación que se había activado en la banca y la voracidad de Wall Street, tal vez inspirados por la sabia afirmación de Hugo Chávez: “Mientras más libertad les dé a los venezolanos, más cárceles deberé de construir”. La realidad es que previo a la crisis hubo un exagerado crecimiento en las regulaciones, no desregulaciones, y la voracidad de Wall Street siempre ha existido. ¡La crisis fue causada por las políticas de vivienda activadas por el gobierno federal y los graves errores del FED!

Cuando se identifican mal las causas de cualquier problema, siempre se aplica la solución equivocada y es cuando comprobamos que, como decimos en México, “el remedio ha sido peor que la enfermedad”. Eso fue lo que sucedió ante esta grave recesión y pasamos a crear la recuperación más débil en la historia de EU, y el país caminó perdido y cojeando la ruta con una economía que expandía 1%, cuando el crecimiento típico e histórico en las recuperaciones siempre ha sido entre el 4 al 5%. Tal vez el país haya sido rescatado para iniciar crecimientos mas agresivos, pero se perdió tiempo y la oportunidad de un regreso más rápido a una economía saludable.   

Al culpar la falta de regulaciones, la clase política de inmediato iniciaba una tormenta de redes regulatorias depredadoras afectando negativamente todos los segmentos de los negocios, tormenta simbolizada por Obamacare y Dodd-Frank, la nueva masiva ley de regulación financiera. Pero esa agresión regulatoria solo ha logrado acalambrar la expansión económica. Sin embargo, la entidad que fuera la raíz de la problemática, el FED, emergía con más poder que el que portaba antes de que iniciara la recesión. Esta es la forma típica como funciona el gobierno. Se comete un grave error, y al pecador se le premia dándole más poder. Manteniendo los tipos de interés por debajo de lo que dicta el mercado, el FED se ha dedicado a redistribuir riqueza para los individuos con los estados financieros mas gordos que han invertido en el mercado de valores, drásticamente afilando los estándares de calificación para negocios pequeños, especialmente para nuevos proyectos que se quieran a iniciar, deteniendo la creación de empleos y la innovación.  

Las grandes instituciones de Wall Street que supuestamente serían controladas por la legislación Dodd-Frank, han logrado esquivar esas pesadas cadenas, mientras que los bancos pequeños se han visto asfixiados por la forma en que los han estrujado las criminales regulaciones.

El impacto de Obamacare al ser introducido en medio de la grave contracción económica, ha sido verdaderamente destructivo. Creó una gran ambigüedad entre los empresarios y ello ha estado frenado la inversión y la creación de empleos. Los ataques de la media y los políticos describiendo los negocios como cuevas de bandidos, ha provocado que los líderes empresariales sean más cautelosos y su disposición para invertir tomando riesgos haya disminuido, privando a la economía de algo indispensable para el crecimiento. Sabemos que las destructivas políticas gubernamentales causaron toda esta grave problemática, entonces, la respuesta debe ser menos, no más, gobierno. Y ahora, ante un nuevo horizonte y esperando realmente haber aprendido ¿Qué debemos hacer?     

1)     Dejemos que los mercados funcionen. Menos regulación y privatizar Freddie y Fannie. El asalto regulatorio a los negocios desde la crisis financiera ha sido demoledor. La comunidad de negocios en lugar de enfocarse en salir al mercado con mejores productos a los mejores precios ha tenido que dedicarse a satisfacer las exigencias de los burócratas del gobierno. Esto ha sido más dramático en la industria de los servicios financieros. Dodd-Frank es una cadena que, aprisionando al sector financiero, ha detenido la innovación y también la formación de nuevos bancos congelando drásticamente la activación de préstamos bancarios. No hay ejemplos de economías saludables sin bancos saludables, y los bancos no pueden ser solventes en el largo plazo sin una economía saludable. Dodd-Frank debe ser derogada y sustituido por legislación que ayude a los bancos a regresar a su función básica apoyando a negocios pequeños y medianos en su crecimiento y desarrollo para tranquilidad de los consumidores.

2)    Política Monetaria Racional. Ellison es un advocado del sistema verdadero de banca libre guiado por disciplina del mercado y una base monetaria determinada por el mercado, en lugar de las emisiones Fiat del gobierno que son solo pagarés que nunca se van a redimir. Sin embargo, no es algo a lo que yo le apueste en el futuro cercano pues el establishment difícilmente lo va a permitir. Afortunadamente, algún día otras alternativas crypto currencies es seguro se conviertan competencia para el dólar, provocando que finalmente se discipline al Fed.

En el futuro inmediato, es crucial que el FED deshaga todos sus destructivos cambios activados, como la serie de cuantitativos escurrimientos (QEs) aparecidos durante y después de la crisis financiera. Debe vender su monstruoso portafolio, dejar de pagar intereses sobre las reservas bancarias excesivas, y ubicar los tipos de interés a los niveles normales consistente con los mercados de capital. Esas medidas de emergencia instituidas alrededor de la crisis han creado riesgos importantes en el sistema financiero deteniendo el crecimiento, y han distribuido riqueza entre los más afluentes individuos. Algún día, los sabios de siempre aceptarán que el FED jugó un papel fundamental causando la crisis financiera.

3)    Baja de impuestos y menos gasto del gobierno. El gobierno primariamente está en el negocio de consumo y redistribución, pero cuando participa en actividades productivas es extraordinariamente ineficiente, porque es la política en lugar que la racionalidad económica lo que determina sus inversiones. Después de los servicios básicos que el gobierno debe proveer (defensa nacional, policía, el sistema de cortes) a medida que el porcentaje del PIB gastado por el gobierno sea menor, el sistema económico será más productivo y eficiente.

Impuestos bajos, especialmente en los negocios, típicamente producen crecimientos económicos más agresivos y más ingresos para los gobiernos. (curva de Laffer). Sin embargo, en el largo plazo, el factor verdaderamente crítico es ese gasto del gobierno. Como sea financiado ese gasto (impuestos, déficits, inflación, endeudamiento) es menos importante que su nivel que permanece incontrolable. El gasto del gobierno se debe controlar y establecer su nivel a un punto más bajo que el porcentaje de crecimiento en el sector privado para así reestablecer un estándar de vida creciente   

4)    Libre Comercio. La gente comercia solo porque sabe será en beneficio de todos. Una de las genialidades de los padres fundadores es que crearon zonas de libre comercio en EU. Individuos de Ohio podían comerciar con individuos en Texas y California sin ninguna interferencia del gobierno y en beneficio de todos los participantes. El mismo principio es real para el libre comercio internacional. Este tipo de comercio reduce el riesgo de guerra porque atacar a tus clientes o proveedores es absurdo. Algunos individuos pueden ser afectados en el corto plazo, como los empleados en un negocio que ha caído en la obsolescencia pueden ser afectados negativamente por innovación, pero el nivel de vida de todos los participantes en el largo plazo será incrementado cuando se practica el verdadero libre comercio, sin tintes de mercantilismo.

5)     Inmigración Racional. El movimiento antiinmigración que recientemente ha explotado es sorprendente dado que el país fue construido por inmigrantes. Nos hace recordar a los ambientalistas millonarios que son dueños de bellas propiedades, pero acuden ante el gobierno pidiendo aprobar restricciones irrazonables para neutralizar la competencia. Obviamente no se quieren terroristas, criminales, ni quienes lleguen para aprovechar el sistema de bienestar, buscando recibir del gobierno la porción de un sistema super generoso. Sin embargo, pero pareciera que tampoco se quiere atraer individuos inteligentes, creativos, responsables y trabajadores que podrían ayudar a impulsar un rápido crecimiento económico. No hay ningún negocio en EU que pueda presumir de tener demasiados empleados altamente productivos. EU debería estar activamente invitando, a través del mundo, a los mejores, los más brillantes, los más trabajadores individuos para que se conviertan en americanos.   

Necesitamos una política de inmigración integrada que asegure inmigrantes no puedan tomar ventaja del deficiente sistema de bienestar, pero que facilite la inmigración de la mejor gente. El problema aquí es el destructivo sistema de bienestar que tiene EU, no la política migratoria.

6)    Controlar los gastos ya autorizados. Los EU tienen un gran problema demográfico. El retiro de una generacion muy grande de los conocidos como baby-boomers se convertirá en un problema de productividad. Pero el tema mas importante es la inevitable explosión de los gastos médicos a medida que los Baby Boomers llegan a los 80s. A menos que se tomen drásticas medidas correctivas en relación a los programas de salud establecidos, el costo medico va a consumir la mayor parte de la economía, dejando muy poco para educación, defensa nacional y consumo privado. Algo urgente se tiene que hacer porque si no, el resultado será desastroso.

La medicina socializada no es la solución, pues sabemos ha fallado en todas partes con vergonzosas calificaciones en estándares de innovación y productividad. También sabemos siempre termina limitando el servicio simplemente basado en decisiones políticas. La solución óptima es la privatización de todos los servicios médicos, para lograr reducir sus costos e incrementar su calidad con margen para subsidiar a quienes no tengan los medios para poder recibirlos. Y repetimos, es urgente atender este problema que ignoran los partidos políticos, puesto esto es el gran elefante en la sala que todo mundo pretende no verlo.  

7)     Libertad-Innovación y Productividad (Privatizar Educación). En el largo plazo no podemos consumir mas de los que producimos. La razón de que nuestro estándar de vida se hay incrementado dramáticamente durante los últimos 250 años, es porque nuestra productividad se ha incrementado de forma exponencial. Y este fenómeno ha sido catapultado por capital (maquinaria, equipo, tecnología), conocimiento (educación), y nuestra cultura tan especial.

Todo el progreso y mejoramiento en productividad se ha basado en innovación y creatividad. Hasta que alguien hace algo mejor no puede haber progreso. Todo lo que sea mejor será por definición diferente. Innovación es solamente posible debido a los pensadores independientes, alguien que piensa de forma muy diferente a la multitud. Por esto los emprendedores son tan importantes. Ellos toman las ideas de científicos e ingenieros y las hacen realidades. Sin esos soñadores que emprenden y fabrican estas realidades, no puede haber progreso. Ellos son hombres y mujeres que piensan diferente. Ellos experimentan y si fallan tratan de nuevo.

Para ser creativo e innovativo, el individuo tiene que ser libre para pensar por si mismo. Los sistemas gubernamentales de educación son cadalsos para los potenciales innovadores y creadores. El arma mas poderosa que se debe utilizar para mejorar la calidad de vida es la privatización de la educación. Ello generaría el emprendimiento creativo y la competencia para generar innovación de forma dramática. En un mercado privado de la educación surgirían los Bill Gates, los Sam Walton y los Steve Jobs que de forma radical mejorarían el aprendizaje de los estudiantes, especialmente para quienes son de familias pobres que se les pudiera apoyar con vouchers y créditos fiscales. Pero es hora de abandonar el subsidio a las escuelas y pasemos a apoyar a los estudiantes. Porque para el hombre cuya naturaleza fundamental de ser pensante, un ser racional, el elemento esencial para el florecimiento humano es la libertad, en el contexto de su derecho para ir en busca de su felicidad siempre y cuando no use la fuerza, fraude para violar los derechos de otros.

Una genuina economía de libre mercado, capitalismo, es el único sistema socioeconómico consistente con una sociedad libre. El cronísmo que se vive en todo el mundo hoy día, no es capitalismo y es el gran enemigo del progreso humano. Necesitamos avanzar hacia un verdadero mercado libre en el cual el gobierno no cambie favores por ganancias políticas, en donde el individuo sea justamente recompensado con base a su contribución para el florecimiento de la humanidad.      
   
Post a Comment