Sunday, July 15, 2018

Proa hacia el Infierno


REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Image result for hillary drunk cartoon
En 1959 un grupo rebelde del gobierno de EU iniciaban proyectos paralelos y secretos, y para mantener esa secrecía decidían financiar sus operaciones secretas estableciendo un monopolio del mercado de las drogas. Se acercaron a un joven miembro del Council of Foreign Relations llamado George Bush, petrolero que en esos días experimentaba en una nueva tecnología de perforación en el océano. Le propusieron participar utilizando las plataformas a donde llegarían las drogas de Sudamérica, de ahí seguirían hacia EU en los transportes normales de la empresa. Bush estuvo de acuerdo y organizó la operación en sociedad con la CIA, y así nacía el Estado Profundo que en estos casi 60 años ha tenido ingresos por este concepto de trillones de dólares. Eso les daba la capacidad financiera de controlar todas las ramas de gobierno, la industria militar, bancos, su propio centro espacial, y suficiente fuerza para instalar presidentes, o quitarlos.

El presidente Kennedy, sin membresía en el EP, en 1993 descubría parte de la verdad. De inmediato le daba un ultimátum, decide que debería informar al pueblo de EU y ordenaba el desmembramiento del grupo. Fue cuando el comité del EP, a través de la CIA, decidió el asesinato del presidente para consolidar su poder.

Lo que está sucediendo en EU es algo que dista mucho de ser, bussines as usual, es un evento que estará afectando no solo a EU sino a toda la humanidad, y en el centro de estos tumultuosos tiempos tenemos a Donald Trump. Lo primero que debemos ahora señalar, es que en toda la historia de este país nunca un hombre de un perfil similar había ocupado la presidencia en estos tiempos de grandes cambios, problemas, pero también oportunidades. Lo más cercano que pudiéramos identificar sería un hombre, que trató, pero no pudo arribar a la presidencia, Ross Perot.

Ambos exitosos hombres de negocios decepcionados por el statu quo y la muy preocupante actuación de los políticos profesionales, que durante ya muchos años han orientado el país hacia la dirección equivocada. Ninguno de estos dos hombres había ocupado algún puesto en la administración pública, ambos responsablemente preocupados particularmente por el incontrolable gasto del gobierno, la irresponsable de una deuda que se ha venido acumulando y llega ya a niveles muy peligrosos. Ambos expresando también preocupación por los enormes déficits en la balanza comercial del país, y con muy poca simpatía por el TLC.

Expresaban, no solo preocupación, también una gran molestia por los grandes desembolsos que los EU ha llevado a cabo durante muchos años en ayuda internacional a otros países, los billones que año con año tira al cesto de la basura pagando la mayor parte del gasto para mantener la ONU, el mas de medio trillón de dólares anuales que aporta para mantener la OTAN y representa el 70% del presupuesto de ese organismo. Las constantes guerras que en los últimos 15 años le cuestan al país casi 10 trillones de dólares, todo financiado con las emisiones fraudulentas del FED   

En el teatro interior los problemas han sido de la misma dimensión. Un gobierno creciendo sin control que, al mismo ritmo de su crecimiento, cada día apretaba mas las cadenas que aprisionaban a los estadounidenses con sus controles, mandatos, regulaciones, de tal forma que un estado que hace menos de 100 años consumía solo el 7% del PIB, hasta arribar hoy día cuando consume casi el 50%. Un sistema educativo dedicado a producir mentes llenas de odio, resentimiento, con una clase de ética muy cuestionable y valores totalmente distintos a los que le dieron vida a esta gran Unión. El sistema financiero es algo que las verdaderas mentes profundas aseguran será el fracaso de esta nación, cuando los americanos que se forman en sus universidades emergen con todas las ideas y la filosofía equivocadas para tomar esas posiciones, y llevar más leña a la hoguera que consume la nación. Un país que llevó a la presidencia a tres hombres diabólicos como fueron Clinton, Bush Jr y Obama, es una nación en un proceso de pudrición acelerada.

Pero tal vez la coincidencia más importante que distinguen a estos dos hombres es que ninguno de ellos había sido miembro de las cofradías que controlan todos los hilos del poder acumulado, concentrado y coordinado en Washington, Londres, y el Vaticano.

Sin embargo, hay algo que siempre los distinguirá en los libros de historia. Ante el avance de Ross Perot en las encuestas el Estado Profundo asumía histérica preocupación ante la posibilidad de que alguien sin membrecía del grupo rector, pudiera ganar la presidencia y detener los planes del World New Order. Pero, sorprendiendo a todo mundo, Ross Perot de forma inesperada se retiraba de la contienda dejando el camino despejado para los elementos del Establishment. Algo grave había sucedido para provocar la renuncia de este hombre, pequeño de estatura, pero sin ausencia de cojones. Varias semanas después, también de forma inexplicable se reintegraba a la campaña, pero solo para para provocar la derrota de Bush y el Estado Profundo coronara a su candidato, Bill Clinton.

¿Qué fuerza había utilizado el EP, no solo para retirar a Perot, para luego utilizarlo como el aguafiestas en el proceso de reelección de Bush? Se analizó con profundidad el que el presidente Bush, al final de la guerra del golfo, al rehusarse a continuar la avanzada del ejercito hasta Bagdad y continuar la guerra, había decepcionado al Establishment que después, con el compromiso de continuar ese proceso, decidirían la presidencia de Bush II quien de inmediato provocara guerras en Irak y Afganistán.

En las siguientes elecciones el EP les facilitaría a sus siguientes candidatos (Obama y Clinton) contrincantes que, como dicen en mi tierra, no podrían quebrar un buñuelo a sentones. El viejito corajudo de McCain y el dandy que viste traje y corbata para ir a esquiar, Romney.

Llegaría Obama para arreciar la marcha hacia el socialismo provocando que los EU perdieran diez lugares en el Índice de Libertad Económica. La recesión que le entregaran a Obama el 2008, era su regalo para darle la libertad de cumplir con lo que le había dictado el Estado Profundo. Tomaría control de la banca con sus interventores, tendería cadenas mas potentes con sus regulaciones, duplicaría la deuda generando ganancias infinitas para el EP a través de las emisiones del FED, los verdaderos dueños del banco central y de la mayoría del mundo. Iría luego por el petróleo de Livia y, en concertaciones especiales, el de Irán luego de cumplir con una extorción requiriendo un pago de 100 billones de dólares a los Ayatolas. Después de 8 años de expansión socialista de Obama, sería el debut de la madre de todas las estafas, Hillary Clinton, cuya responsabilidad era dar los toques finales a un proyecto que se había desarrollado desde 1988, cuando Bush I tomara posesión de la presidencia.

Pero cuando el EP sentía tener todo bajo control, aparece este hombre que tocaría puntos realmente vulnerables del ciudadano común. Donal Trump con un estilo ranchero se sumaba a la queja de los estadounidenses de a pie. Y después de que sus tácticas intimidatorias que asustaran a Perot, con Trump no funcionaran. Les sacaba la presidencia de la bolsa. Se daría luego, como lo aceptara Soros, a destruir lo avanzado en sus planes del NWO. Así la Hillary no tuvo tiempo de montar en su caballo, porque los votos se le echaron de a montón. Estoy bien peda les gritaba y soy cabrona, cuando temprano le llegara el apagón.  
Post a Comment