Monday, June 25, 2018

Pobre México, tan lejos de Dios


REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
 Image result for don porfirio, pobre mexico cartoon
Hace un par de años me encontraba en el aeropuerto del DF para tomar un vuelo a mi ciudad natal de Hermosillo. Al llegar a la sala de espera, pensé me había equivocado pues no conocía a nadie, y el casi 100% de pasajeros eran muchachos jóvenes, de corta estatura, y de piel muy oscura. No precisamente el clásico sonorense. Durante el vuelo me pude enterar que todos eran centroamericanos que en grupo iban a cruzar ilegalmente a EU. Al llegar a Hermosillo los esperaba un contingente de golpeadores con dos camiones de pasajeros. Como una operación militar, los montan en los camiones y toman la carretera norte con rumbo a Nogales. Ese día cambió mi posición en lo referente a inmigración que antes fuera liberal.


12,000 encabezados hablando de la colusión rusa, cómo la ya famosa Stormy Daniels se desviste, caos en la Casa Blanca mantiene a mucha gente sin dormir, les provoca actuar como zombis en un coma inducido por la cantidad de drogas que ingieren para su stress. Pero de repente, como una visión celestial, descubren que hay gente colándose por la frontera entre MX y EU y, dios mío, vienen con niños. Pero este fenómeno ha estado sucediendo durante mas de 40 años. La frontera se ha visto invadida por millones de gentes, no solo de Mexico, de todas partes del mundo, y para las ciudades fronterizas mexicanas se ha convertido en una zona de guerra.

Ese tema lo puso sobre la mesa quien ganó la elección. Su nombre es Donald Trump. Ante la gravedad de un problema que muchos han ignorado, el prometió construir resolverlo. Desgraciadamente los niños han sido siempre la parte más trágica de las migraciones ilegales. Durante décadas, mujeres y niños—han sido abusados por los coyotes que los toman como esclavos y, con esa etiqueta, los cruzan. Esto se ha convertido en una industria de billones de dólares en la cual participan las mafias mas sofisticadas del mundo ¡se llama tráfico humano! Los niños tienen un valor especial pues de inmediato son demandados por criminales que se identifican como parientes, y cabeza de familias honorables por lo que se les entregan. Ahí es donde se inicia el verdadero calvario de esas criaturas.

Las mujeres y las jóvenes tienen también un valor especial. Son manjar para los violadores que pagan precios exorbitantes por ellas. Es decir, el lado mexicano de la frontera se convierte en un mercado similar al que existió en las costas de África hace unos 200 años, en donde los árabes subastaban a los negros que atrapaban como animales, ante los oferentes ingleses, españoles etc. Luego viene la prensa en EU totalmente chocados y al punto del llanto, porque esto sucede en su país. Deben tener muy mala tecnología al enterarse hace unas semanas, de algo que ha sucedido durante muchos años. ¿Quién es el culpable? ¿Los traficantes de seres humanos? ¿Los coyotes? ¿La policía mexicana corrupta? ¿Políticos que lo permiten? ¿Violadores? No, ninguno de ellos. Los culpables son los diabólicos agentes de la patrulla fronteriza que se creen tienen el derecho de evitar los ilegales crucen a los EU ilegalmente, para luego establecerse ilegalmente. Y por supuesto, Trump.

Hay un chiste popular en América Latina, basado en ese doloroso proceso de buscar culpables. En una de nuestras ciudades vivían tres hombres, uno libertario, otro socialista light, y el tercero marxista-leninista. Los tres llegan a su casa después del trabajo para encontrar a su esposa en la cama con otro. El libertario casi usando la poesía dice; “ustedes los dos son culpables”, saca una pistola y mata a ambos. El socialista temblando dice; “Yo soy el culpable”, saca la pistola y se suicida. El marxista sale corriendo hacia en centro de la ciudad, y empieza a tirar piedras a la embajada de los EU. Hay diferentes formas de asumir o repartir las culpas.

Pero también son culpables los políticos que pretenden hacer algo para detener ese flujo de ilegales invadiendo el país ilegalmente. Por supuesto que en esa categoría no se incluye a muchos habitantes de Washington. No, esos políticos están más interesados en presentar ante “su prensa” la cara de compasión que, de tanto exhibirla, ya la tienen gastada, mientras que con sus acciones alientan y celebran el trafico humano, la esclavitud y las violaciones masivas. Entonces, en lugar de resolver el problema, deciden arengar y premiar a quienes, ilegalmente se introdujeron al país para convertirse en residentes ilegales, para legalizarlos siempre y cuando su estancia ilegal haya sido larga. ¡El gran premio!

Pero si estamos buscando culpables, por qué no dirigir la mirada hacia donde se origina el problema. En el caso de Mexico ¿Quiénes son los causantes de la miseria y pobreza en las que vive el país? En Mexico tenemos un refrán muy popular: “La corrupción no es una característica del sistema. Es el sistema” Lawrence Harrison, prestigiado profesor del MIT, en su libro “The Pan American Dream”, relata cómo al final de la administración de Lopez Portillo, solo por curiosidad, encargó una revisión para saber lo que sus colaboradores se habían robado vía corrupción y se estimó en $45 billones de dólares. Llevado a valores presentes, es una cantidad como para provocar un infarto. Los gobiernos subsecuentes arreciaron los robos y lo único que hemos creado, es gente miserable, muerta de hambre, en una pobreza extrema ¿Cuál es la solución de los políticos modernos? Vete a EU, consigue un buen trabajo y nos mandas muchos dólares.

El gran pecado que EU ha cometido con Mexico, no es perseguir a sus ilegales, no es encerrar niños en jaulas, no es la construcción del muro. El verdadero pecado ha sido que, con sus ayudas haber siempre rescatado nuestro país de todas sus graves crisis como fue la de 1976, la siguiente en 1982, y la mas grave de todas, la de diciembre de 1994. El recibir los millones de mexicanos sirviendo como un desagüe para la corrupción y la ineptitud de sus líderes políticos. A eso se refería Porfirio Diaz cuando pronunciara su famosa frase; “Pobre Mexico, tan lejos de dios y tan cerca de los EU”. Porque don Porfirio en su sabiduría pudo ver el futuro de un Mexico irresponsable y corrupto dependiendo de EU, mucho provocado por el temor de EU de explosiones graves en nuestro país. Pero Mexico no es el único cliente de EU. Son muchos los dependientes que es una carga pesada.

Pero llega un hombre que prometiera poner orden teniendo siempre en su mira; Make America Great Again, y es cuando el mundo entero se le echa encima. En el caso de Mexico, mi simpatía por Trump me ha valido ser uno de los hombres mas odiados del país. Pero qué se puede esperar de una población que el mismo don Porfirio describía así: “Los mexicanos están felices comiendo desordenadamente antojitos, levantarse tarde, ser burócrata con buen padrino, asistir al trabajo sin puntualidad, enfermarse con frecuencia y obtener licencias con goce de sueldo, no faltar a las corridas de toros, divertirse sin cesar, tener la decoración de las instituciones mejor que las instituciones sin decoración, casarse muy jóvenes y tener muchos hijos, gastar mas de lo que ganan y endrogarse con usureros para hacer posadas y fiestas de onomástico. Los padres de familia con muchos hijos son los mas fieles servidores del gobierno por miedo a la miseria; a eso es lo que temen los de los mexicanos: a la miseria, no a la opresión, no al servilismo, no a la tiranía; temen a la falta de pan, de casa y a la dura necesidad de no comer o sacrificar la pereza”. Podía haber agregado, luego se van a EU y mandan dólares.     
Post a Comment