Tuesday, October 10, 2017

EL VAQUERO LIBERTARIO Y LOS ATAQUES A CAPITALISTAS



REFLEXIONESLIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Lo primero que les puedo decir, es que el movimiento socialista que empieza a abrazar al país es muy real y está creciendo de forma preocupante para quienes amamos la libertad. Sus líderes afirman que los EU es una nación corrupta y continua corrompiéndose, cuando los estados y gobiernos municipales están dominados por mafias de ladrones y los rapaces hombres del dinero, en un sistema económico que empuja al pobre contra la pared y toma ventaja de un gran segmento de la población. Por codiciosos hombre de negocios y un gobierno que está de venta al mejor postor. Por supuesto que es una descripción llena de odio y resentimiento. Hay dos puntos de vista que provocan esas visiones distorsionadas. El primero, es el idealismo utópico que siempre provoca subrayen las partes que les interesa de lo que se escribe, y así pasan a comparar le realidad “que ellos ven”, o piensan es lo que vieron, con lo que debería ser el mundo perfecto que ellos promueven. El otro es lo que lo que un economista libertario ha bautizado como “la mentalidad anti-capitalista”. Es decir, ellos tienen un complejo de superioridad bien desarrollado y un gran desprecio por quienes construyen empresas, operan grandes compañías y en ese proceso adquieren riqueza. Ellos solo se fijan en las ganancias, pero no en lo que esas empresas producen.


Pero algo que nos debe preocupar, es que estas gentes no son analfabetas, todo lo contrario, son hombres con excelente educación que han adquirido en las mejores universidades. Ellos promueven una gran reforma, y la manera de llevarla a cabo es insertándola dentro del marco estructural de los EU. De acuerdo a sus apreciaciones, ellos afirman que ambos, Jefferson y Hamilton, promovían ideas que contenían pistas del curso el país debería seguir. Hamilton tenía la idea de utilizar el gobierno para avanzar el bienestar de la gente. Sin embargo, Hamilton era antidemocrático, y procedía a reducir su programa para esta época. Por otra parte, Jefferson había contribuido al desarrollo de un sentimiento democrático, pero él era individualista, no nacionalista. Los Whigs también tenían una visión nacional, pero totalmente incompleta. Entonces, estos nuevos socialistas han concluido que; “lo mejor que se puede expresar a favor del sistema americano tradicional, es que contiene las semillas de algo mejor. La combinación de Federalismo y Republicanismo apuntando hacia la construcción de una fórmula constructiva”. Lo que ellos pretenden es a una ruta diferente para los americanos, tomando las semillas de nacionalismo y democracia del pasado, para formar un nuevo programa de reconstrucción social.

El programa de ellos, como seriamente lo han dicho, deberá ser, en lo esencial, “emanciparse del pasado”, y al referirse a la Constitución afirman; “La Constitución de los EU es la sabiduría política de uno país que ha muerto”. Otros afirman que; “ellos ya no pueden tratar a la vida como algo que solamente les da los solicitado a gotas”. Y cierran; “Tenemos que enfrentarla con deliberación, armar una organización social, cambiar las herramientas, formular los métodos, educar y controlar”. Estos son los fabricantes del socialismo que nos amenaza, pero ellos evitan usar la palabra socialismo y, en su lugar, usan nacionalismo, democracia social, o simplemente democracia. Todos ellos son miembros de la Sociedad Intercolegial de Socialistas, y la mayoría es también producto de Harvard. Pero no hay duda que todos ellos creen en que el gobierno debe tomar control de la economía en nombre de la sociedad, ya sea a base de expropiaciones o a base de regulaciones, que tienen el mismo efecto. Pero también van más lejos. Su objetivo es controlar los sindicatos, expandir el odio a los grandes negocios, controlar los medios de comunicación, la educación etc. Pretenden también que el gobierno sea propietario de gran parte de la tierra en regiones del oeste.

Ahora, el empuje que tienen estos movimientos socialistas, ha llegado ya a los salones de consejo de las grandes empresas. Las gentes que han asumido la mayor parte de la responsabilidad desarrollando nuestra economía que, en estos momentos ya es la primera del mundo, han sido esos emprendedores como Rockefeller, JP Morgan, Carnegie, Vanderbilt etc. Pero ahora son el objeto principal de estos nuevos transformadores de la sociedad, en una campaña para que la gente los llegue a identificar como los demonios del país. No hablan de lo que han producido y verdaderamente transformado el país, solo hablan de la riqueza que han acumulado.

El pánico financiero por el que acabamos de transitar, ha sido escenario de una de las más dramáticas proezas de uno de ellos, JP Morgan, el rescate de la Tesorería de EU. Se había provocado un pánico iniciado por la acuñación ilimitada de plata. El Congreso  había aprobado el Silver Purchase Act, obligando a la Tesorería a comprar básicamente toda la producción de plata del país, y emitir certificados basados en esa compra. Pero esos certificados de plata sobre-pagados, eran también redimibles en oro, y como resultado el oro salía de la Tesorería a una velocidad alarmante. Pero una caída en el abastecimiento del oro, provocaba ese pánico. El Silver Purchase Act de inmediato fue derogado, pero se había perdido confianza a la Tesorería y la salida del oro continuaba a la misma velocidad.        

Cuando las existencias de oro estaban a punto de terminarse, JP Morgan visitó al presidente Cleveland para proponerle un préstamo privado. Pero Cleveland estaba convencido de que el público, no una emisión privada de bonos, era el mejor curso a seguir y rechazaba el préstamo. El Congreso, como siempre, estaba paralizado y la pieza legislativa conocida como Springer que autorizaba una emisión privada de bonos garantizados con oro, fue ignorado en el Congreso. El oro de la Tesorería continuaba en picada, hasta llegar a la encrucijada cuando la Tesorería solo tenía oro para el siguiente día. Morgan en Nueva York cuando se enteró del fiasco de Springer, de inmediato hizo llamar a sus ayudantes más cercanos. Evadiendo la marejada de periodistas de nuevo  partía, sin invitación, a Washington. Pero esta vez de boca del Secretario de Guerra, fue informado que el presidente no lo recibiría. Morgan respondía, voy a estar en el hotel Arlington y ahí esperaré hasta que el presidente esté listo para verme.

Al día siguiente, con la moneda de EU a punto de ser repudiada en solo unas cuantas horas. Cleveland no tenía a quien recurrir. Es cuando manda llamar a Morgan para pedirle ayuda, y al tenerlo en su oficina le dice ¿Tiene usted alguna sugerencia? El pensar en un préstamo privado era sumamente complicado pues se requería la autorización del Congreso, y de seguro seria bloqueado por los populistas. Pero entonces, Morgan señalaba una olvidada ley de la época de la guerra civil, que permitía al Secretario del Tesoro comprar oro si era necesario, pagando con obligaciones gubernamentales. Morgan y su sindicato propuso comprar $65 millones de oro durante los siguientes seis meses, pagados con una emisión de bonos al %4.5. El presidente Cleveland aceptó la propuesta y se terminaba la crisis. Morgan había evitado una grave crisis que ya amenazaba el sistema financiero y monetario internacional.


No comments:

Post a Comment