Wednesday, June 21, 2017

El vaquero libertario XVII



REFLEXIONES LIBERTARIAS
Ricardo Valenzuela
Sale muy nerviosa y entra a la sala donde los demás ya disfrutaban de los aperitivos, se sirve un jerez y pregunta ¿no nos va acompañar Vallian? Responde don Julián, no, porque parece que los apaches que estaba siguiendo le pegaron un rozón y está descansando en su habitación. Pilar no solo sorprendida sino muy alarmada pregunta. Pero ¿Qué pasó? ¿Está bien? Si, responde don Julián, solo le pegaron un balazo cerca del cuello, pero está bien. Pero como que está bien, le pegaron un balazo, no puede estar tan bien, replica Pilar. No me digas que te preocupa el muchacho Pilar. Por qué de una vez nos dices quien en realidad es Vallian, que de repente aparece y lo recibes con brazos abiertos como si fuera tu hijo, y, aparentemente, lo estás invistiendo con una serie de importantes responsabilidades, revira Pilar.
                                   
Está bien, dice Don Julián, pero si hablo necesito de parte de ustedes un solemne juramento de que van a guardar este secreto, hasta que yo lo decida. Uno por uno juran guardar el secreto. Bien, dice don Julián. Vallian es mi sobrino. Todos se quedan con la boca abierta sin entender lo que decía. No me interrumpan y les voy a explicar. Mi esposa, en paz descanse, tuvo un hermano que era  muy aventurero y alrededor de 1840, después de haber emigrado a EU, sus inquietudes lo hicieron aparecer en Los Sicomoros. La rama familiar de ustedes, ya se habían marchado a España y aquí viene lo triste de la historia. Mi padre tuvo una hija menor que yo, se llamaba Victoria y era sus ojos. Pero este bastardo la sedujo y desapareció. Ella había quedado embarazada y daba a luz un niño. A la muerte de mi padre, el tío Florentino, el menor de los hermanos de Zamora, asumía el liderazgo moral de la familia, se volvió loco y antes que Victoria se recuperara, el hizo arreglos para que alguien lo adoptara y olvidarnos había existido.


 
Yo estaba en Chihuahua comprando ganado y estuve por allá durante dos meses. Cuando regresé, al enterarme de lo sucedido tuve un enfrentamiento con mi tío Florentino, jamás volvimos a cruzar palabra y el nunca más puso sus pies en Los Sicomoros. Mi hermana Victoria estaba destrozada y en una profunda depresión. Después de unos meses, ella falleció de dolor y de tristeza. Pero antes de morir, me hizo le jurara que yo iba hacer lo imposible para encontrar a su hijo y, si se podía, lo ayudaría. Estuve buscando al mata sietes durante muchos años. Supe había sido adoptado por una pareja de Texanos y eran gente buena. Luego perdí su pista hasta que contraté los servicios de la firma de detectives, y ellos lo localizaron. Lo demás son detalles que poco a poco irán conociendo. El hecho es que el está aquí, en su casa. Por supuesto que Vallian no sabe nada de esto y realmente no sé cómo se lo voy a decir.

Pero ¿cómo fue que apareció aquí?, pregunta Pilar. Don Julio responde; después de localizarlo en Texas hace ya tres años, inicié un periodo para tratar de conocerlo siguiendo la trayectoria de su vida, y lo que encontré, fue un hombre fuera de serie. No los voy arropar con todas las cualidades que yo veo en él, solo les puedo decir que es un muchacho extraordinario. Cuando ya lo tenía estudiado y bien medido, simplemente decidí invitarlo a Los Sicomoros buscando una fórmula para atraerlo a su casa y a su familia. Tengo un informe que me preparó la firma de detectives mas prestigiada de EU, pero apoyados con todo tipo de profesionales, sociólogos, psiquiatras, gente que lo había llegado a conocerlo bien y les aseguro, no es el vaquero salvaje que ustedes piensan. Como adelanto les puedo decir que terminó sus estudios en West Point, aunque no se pudo graduar por el estallido de la guerra civil. Rodrigo, Pilar, y Soledad de alguna forma, permanecían mostrando grandes muecas de incredibilidad en sus rostros. Soledad piensa, este hombre del que me estoy enamorando es mi primo.

Soledad irrumpe en llanto ante el asombro de sus padres, no el de don Julián. De inmediato Pilar explota. Pero ¿Qué te pasa niña, por qué lloras? Se compone un poco, se seca las lágrimas y responde. Por la triste historia que mi tío nos acaba de platicar. Que tragedia la que vivió la tía Victoria, y nosotros ni siquiera sabíamos que existía. Que tragedia la de Vallian el no saber quiénes fueron sus verdaderos padres. Y qué triste que el tío Julián, sabiendo que existía un sobrino suyo, hijo de su querida hermana, no haya tenido la oportunidad de verlo crecer, dirigirlo, apoyarlo, y la oportunidad para instalarle los valores requeridos para la vida. Responde don Julián, en ese sentido podemos estar tranquilos porque, repito, la gente que lo adoptó, fueron gentes extraordinarias y los valores ahí están. Repito, el mata sietes es un muchacho fuera de serie.

Don Rogelio que siempre se distinguía por su personalidad callada e introvertida y porque hablaba muy poco, en esos momentos interviene. Pues Julián, que bendición que hayas encontrado a este muchacho, pero que gesta tan admirable de parte tuya, no solo lo encontraste, justamente lo has involucrado a la familia que, como comentas y yo estoy de acuerdo, es donde pertenece, esta debe ser su casa. Perdona mi pregunta Julián, tú sabes que desde que llegué aquí he tratado de no meterme en asuntos que no me incumben. Pero solo por curiosidad ¿Qué plan es el que estas manejando con Vallian? Rogelio, tu eres miembro de la familia, y aunque ya no tengas ninguna participación patrimonial en Los Sicomoros, por supuesto que mereces saber qué es lo que sucede.

Miren, los americanos que le dieron vida a este país crearon la sociedad mas inusual de la historia. Durante casi los primeros 100 años de vida, ellos rechazaron todo tipo de intervención del gobierno en sus vidas, llámese  bienestar social, subsidios, educación pública, restricciones al comercio, regulaciones, controles migratorios y todos los aspectos de un estado paternalista que se ha desarrollado en otros países. Al inicio de los EU, el ser americano significaba—el vivir la vida de la forma que uno decidiera sin temor de ser castigado, restringido, u ordenado por el gobierno hacerlo de otra manera. La gente era libre para acumular cantidades ilimitadas de riqueza. Porque cuando ellos establecieron el gobierno federal con la Constitución en 1787, los ciudadanos deliberadamente rehusaron dar el poder al gobierno para gravar el ingreso de la gente con impuestos. En estos primeros cien años, millones de gentes abandonaron la pobreza y acumularon grandes riquezas. Por primera vez en la historia, los gobiernos no podían hacer absolutamente nada al respecto.

El resultado de esta inusual manera de vivir, era la más grande representación de libertad que el hombre hubiera visto. Nadie era obligado o forzado asistir a su vecino ni a nadie. Nadie era obligado a enviar sus hijos a la escuela. Nadie era obligado a honrar a su padre y a su madre. Todo mundo era libre de tomar esas decisiones por sí mismo. Fue cuando el gobierno no tenía poder de expropiar el  ingreso de la gente, ni siquiera para combatir la pobreza, y el resultado fue la creación de la sociedad más rica de la historia. Y todo eso ocurría a pesar del masivo número de inmigrantes que arribaban sin un penny en la bolsa, huyendo de los gobiernos europeos que les garantizaban hacerse cargo de ellos, a un país en donde no había garantía alguna.

Pero esta situación provocaba resultados inusuales. Cuando la gente era libre para acumular riqueza, nacía el periodo de una piadosa sociedad preocupada por sus semejantes. Cuando Tocqueville visitaba este país a principios del siglo, quedó maravillado de la cantidad de organizaciones caritativas en las que la sociedad estaba involucrada. Sin ser forzados por el gobierno, los americanos estaban ya construyendo iglesias, museos, teatros, bibliotecas, universidades. Sin embargo, yo siento y veo una tendencia para abandonar esos principios sobre los cuales EU fue fundado. Esa tendencia es para adoptar el modo de vida que la gente alrededor del mundo, durante toda la historia, han establecido y ahora los encadenan ante gobiernos obesos y poderosos y sociedades alfeñiques.     

No comments:

Post a Comment