Sunday, May 28, 2017

Venezuela: Crisis de la salud, un drama que no reconoce tinte político

Venezuela: Crisis de la salud, un drama que no reconoce tinte político

38286675_L
Caracas.- En el día 53 de las manifestaciones se dio la protesta protagonizada por uno de los sectores más vulnerados por la crisis que actualmente presenta el país. La salud y sus padecimientos fueron los motivos para la congregación en Parque del Este. Pancartas y consignas evidenciaban la cantidad de medicinas desaparecidas que ponían en peligro la vida de los ciudadanos. 
Personas de diferentes edades mostraban que padecían crisis por enfermedades que habían sido controladas en su mayoría hasta el año pasado cuando la escasez de medicinas se agravó y comenzó a hacer de las suyas con la salud de los venezolanos.
Una paciente con Lupus fue el centro de atención de la manifestación “por la salud y la vida”. Maylin López es una docente que no consigue sus medicinas desde diciembre del año pasado, un calvario que le tocó vivir por primera vez en 14 años que le fue detectada esa enfermedad. 


Mareos, bajas de plaquetas y descontrol menstrual son varios de los síntomas que presenta por la crisis de su enfermedad, lo que le impide dar clases con normalidad por estar de reposo continuamente.   
López, quien sostenía una pancarta denunciando que padece de Lupus y no consigue su tratamiento, califica esta situación como inhumana. “No entiendo por qué el nivel tan inhumano de no permitir que traigan medicinas”, resaltó.
Al tiempo que atraía las miradas y la atención de los que estaban congregados en Parque del Este, comentaba con una voz cargada de emoción y ojos suplicantes que no tenía dólares ni el dinero para mandar a traer la medicina del exterior. Dijo que desde marzo no recibía el tratamiento como debía porque le donaron una caja que estaba tomando interdiaria a lo que su inmunólogo le dijo que no le estaba haciendo efecto, porque su tratamiento debía ser diario.  
La educadora expresó conmovida para El Universal que su madre intenta con la medicina natural mantenerle las plaquetas pero que eso para ella es placebo, porque “un día me suben las plaquetas pero al otro día estoy igual”.
Con voz de resignación al no encontrar otro mecanismo sostuvo que no queda de otra que suplicarle a las autoridades que permitan el ingreso de medicinas. “Somos pacientes crónicos, no es que me voy a tomar un Atamel y al día siguiente se me quita, tengo 14 años padeciendo esta enfermedad y ya he tomado 17 tipos de medicamentos para controlarla hasta el año pasado que comencé a sufrir la crisis lúpica”, reiteró
Este lunes la oposición convocó esta movilización no para exigir la renuncia directa del presidente de la República o pedirle al defensor del Pueblo que destituyera a los magistrados, sino para ir al Ministerio de la Salud con el fin de pedir la apertura de un canal humanitario ante las graves tragedias que se han desatado producto de la escasez de medicinas. La protesta no tenía lugar para bando o ideología política. Se protestaba por algo que padecen todos los venezolanos, sin exclusión alguna, como es la escasez de insumos y medicinas. Es la ausencia de medicamentos que le pueden salvar la vida a un vecino de un barrio de la capital o a un joven habitante de la Lagunita Country Club.
Y es que la escasez de medicinas no tiene color político. Una madre, quien no quiso dar su nombre, denunció que llevó a su hija de dos años de edad a un Centro de Diagnóstico Integral (CDI) por un acceso que presentaba en su carita pero no obtuvo ayuda porque no tenían insumos ni medicamentos para atenderla.
Mientras la concentración tomaba cuerpo bajo la consigna “Y cuál, y cuál constituyente si en los hospitales se nos mueren los pacientes”, Lourdes Parra, una señora de la tercera edad, explicó efusivamente que le faltan dos medicamentos que debe tomar de por vida “uno para la vista y otro para el cerebro. Tengo un mes que no los consigo pero gracias a Dios no me ha pasado nada”.
Además de ello, Parra comentó con entusiasmo que a pesar de haber sufrido un infarto y tener una prótesis en la pierna continúa motivada para marchar.  
El color blanco era el común denominador de la movilización pero no solo por las camisas de manifestantes sino por las batas de médicos que fueron a exigir y reclamar sus derechos, que desean  cumplir su juramento y salvar la vida de los ciudadanos de Venezuela.
Falta de medicamentos inmunológicos
Era evidente la euforia de los doctores por denunciar las muertes que se habían producido por escasez de medicamento e insumos que anteriormente no habían desaparecido en el país. La doctora Lérida Padrón, miembro de la Junta directiva de la Sociedad Venezolana de Inmunología y Cirugía Torácica (Sovetorax), dijo que llevan más de tres años denunciando la falta de medicamentos inmunológicos.
“Hay falta de medicamentos para pacientes asmáticos, sin medicamentos se pueden morir. Es una ignorancia o complicidad que en los centros de salud se traten a los pacientes con medicamentos que se utilizaban hace 20 o 30 años, estamos retrocediendo en el tratamiento de los pacientes”, resaltó.
Por otra parte una internista endocrinólogo denunció casos de pacientes que han fallecido por falta de insulina de acción rápida.
Mientras los manifestantes continuaban su andar por las calles de Chacaíto para alcanzar la avenida El Bosque, un paciente de cáncer se detuvo para denunciar que también sufre la escasez de los medicamentos y quimioterapias para combatir su enfermedad.
Inicialmente me los traían de afuera pero luego comenzaron a  registrar las cosas  y no los dejaban pasar. He sufrido un calvario por eso, porque solo estoy cumpliendo el tratamiento en un 20%”, explicó con paciencia al tiempo que dijo que se mantendrá en las calles “hasta que esto cambie”.
La movilización llegó hasta El Bosque donde se topó con una reja metálica que impedía el paso de los manifestantes que aumentaban su euforia con la consigna “No queremos bombas, queremos medicinas”, frase que los acompañó en lo que restó de la movilización.  Luego de eso, el guión de días anteriores se repitió: redirigir la marcha hacia la autopista Francisco Fajardo donde fueron recibidos por lacrimógenas lanzadas por efectivos de la Guardia Nacional y la Policía Nacional Bolivariana.

No comments:

Post a Comment