Thursday, May 11, 2017

Tácticas de Trump alrededor del TLCAN

Pese a oponerse durante la precampaña al TLCAN, Trump, ahora como presidente de EU, afirma que lo renegociará junto con México y Canadá para que los tres países ganen, pero si no le favorece lo abandonará.
Shawn Donnan | Demetri Sevastopulo | Jonathan Wheatley | Jude
Webber |
Tácticas de Trump alrededor del TLCAN.
El Presidente advierte que EU podría “terminar” el tratado comercial si no obtiene un “acuerdo justo”. (Especial)
Donald Trump decidió no retirar a EU del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), más bien acordando con sus homólogos canadiense y mexicano “proceder rápidamente” con las negociaciones para actualizar el acuerdo, según la Casa Blanca.

Pero el presidente estadounidense dijo: “Si no puedo obtener un acuerdo justo para EU, lo cual significa un acuerdo justo para nuestros trabajadores y para nuestras empresas, abandonaré el TLCAN”.


El cambio se produjo en llamadas apresuradamente concertadas entre los tres líderes después de que se filtraran noticias de que la Casa Blanca estaba considerando emitir una orden ejecutiva el sábado que habría sentado las bases para una retirada de EU.

Ese paso por parte de la Casa Blanca —destinado a volverse efectivo en el centésimo día del gobierno de Trump— había sido interpretado como un esfuerzo para anotarse puntos políticos dentro del país, y presionar a Canadá y a México con el fin de que hicieran un trato, más que como una verdadera medida para deshacerse del pacto comercial.

En una declaración, la Casa Blanca indicó que, en llamadas separadas el miércoles, Trump había acordado con el presidente de México, Enrique Peña Nieto, y con el primer ministro de Canadá, Justin Trudeau, buscar la “renegociación del acuerdo del TLCAN en beneficio de los tres países”.

“Es un privilegio para mí actualizar el TLCAN a través de la renegociación”, citó al presidente la declaración. “Creo que el resultado final hará que los tres países sean más fuertes y mejores”.

Trump agregó en tuits el jueves: “Recibí llamadas del presidente de México y del primer ministro de Canadá pidiendo renegociar el TLCAN en lugar de terminarlo. Estuve de acuerdo...sujeto a que si no llegamos a un acuerdo justo para todos, entonces terminaremos el TLCAN. ¡Las relaciones son buenas; trato muy posible!”.

En una breve declaración, la oficina de Trudeau dijo que había subrayado “la importancia de la estabilidad y el crecimiento de los empleos en nuestras relaciones comerciales”.

Carlos Serrano, economista en jefe de BBVA Bancomer en la Ciudad de México, comentó: “El farol de Trump no dio resultado”.

Mientras que Trump se enfrenta a críticas de que no ha logrado grandes avances legislativos durante sus primeros 100 días, él está avanzando con medidas sobre el comercio y otros asuntos, como la reforma tributaria, en un intento de mejorar los resultados que pueda describir como victorias.

Trump se opuso al TLCAN durante la campaña presidencial del año pasado, y ha seguido quejándose de él y del déficit comercial de EU con el mundo desde que asumió el cargo. Trump y sus asesores han relacionado al déficit comercial estadounidense con un lento crecimiento económico, aunque los economistas cuestionan el vínculo.

“EU registró su más lento crecimiento económico en cinco años (2016). El Producto Interno Bruto (PIB) sólo subió un 1.6 por ciento. Los déficits comerciales afectan gravemente a la economía”, tuiteó el presidente el miércoles.

Desde hace algún tiempo, la administración de Trump ha estado queriendo iniciar las negociaciones sobre una actualización del TLCAN, pero ha sido frenada por el hecho de que la nominación por parte de Trump de Robert Lighthizer como representante comercial estadounidense (USTR, por sus siglas en inglés) está pasando a través del Congreso. Para iniciar las negociaciones, se debe dar aviso al Congreso con 90 días de antelación. Un USTR confirmado por el Senado también necesita consultar con el Congreso.

Tanto Canadá como México han dicho que están dispuestos a renegociar el TLCAN, el cual entró en vigor en 1994 y ha contribuido a la creación de vastas y complejas cadenas de suministro norteamericanas que serían difíciles de deshacer. Funcionarios en Ottawa y Ciudad de México también han estado discretamente expresando su frustración con el lento progreso de la administración de Trump en establecer su equipo de comercio y navegar por el proceso necesario en el Congreso.

Ildefonso Guajardo Villarreal, el secretario de Economía de México, le comentó al Financial Times: “Estamos tratando de trabajar con su equipo”.

No comments:

Post a Comment