Tuesday, March 7, 2017

Pancho Villa y el Museo del Depósito del Ferrocarril

Related image
¿Qué visión viene a su mente cuándo oye el nombre de Pancho Villa? ¿Bandolero, el héroe, el líder valiente, el tirano cruel? Todos esos nombres han sido asociados con él. Él no era un hombre fácil de definir; dependería  mucho de cuando se lo encuentre durante su carrera. Aquí en Columbus, Nuevo México, se sostiene lo mismo.  Algunos de nuestros ciudadanos de acuerdo con lo que les  han dicho sus parientes más viejos piensan que él era un defensor de su pueblo. Otros dicen que él mató a muchos de sus compatriotas en sus mismos pueblos.  

Aquí en Columbus, nosotros vimos los resultados de su correría. Más de 500 Villistas  atacaron nuestro pueblo al amanecer del 9 de marzo de 1916. Cuando el ataque terminó, la mitad de los invasores habían muerto  o estaban heridos y 18 americanos estaban muertos. Ésta fue la última vez que un gobierno extranjero invadió los Estados Unidos Continentales.  

En venganza del ataque, el Presidente Wilson formó un grupo militar para atacar y capturar a Pancho Villa, bajo la dirección del General "Black Jack" Pershing . En el espacio de una semana, Pershing preparó no sólo el plan logístico para la campaña, sino que realmente tenía las tropas listas en  Columbus  de dónde él marcharía rumbo a México. En un tiempo notablemente corto, la Expedición Punitiva entró en México e intentó rastrear a Villa en sus dominios. Con todos sus hombres, caballos, mulas y el poderío de un ejército de 10,000 elementos, 11 meses después nuestro ejército nunca se había encontrado una sola vez con la fuerza principal de Villa. Lucharon en muchas batallas pequeñas pero nunca una grande. Ésta era la guerra de guerrillas en su más eficaz dimensión. Nosotros éramos los invasores extranjeros. Todos estaban  en contra de nosotros, aun cuando muchos de ellos no estaban con Villa.   


Era una etapa de entrenamiento y aprendizaje para nuestras fuerzas armadas. Era la primera vez que los americanos usaron los vehículos mecanizados en el combate. Esto incluyó automóviles y camiones (comprados en el mercado abierto) de los distribuidores de autos en El Paso y otros lugares. En ese momento, los automóviles no estaban en uso general; a los chóferes se les dieron las instrucciones rudimentarias necesarias y dijeron saber manejar. No era raro oír a los chóferes que gritaban "mareado y "whoa" en lugar de empujar los pedales apropiados en los vehículos. Los primeros vehículos blindados se usaron aquí.  Fueron los precursores de los tanques. También se usaron las motocicletas en las condiciones del combate. Estos vehículos (y mulas) a menudo tendrían las ametralladoras montadas cuando entraron en el combate. Como una nota al margen interesante, los caminos regulares de México que las personas utilizaban para transportarse de un pueblo a otro eran demasiado ásperos para nuestros vehículos y por lo mismo el Cuerpo de Ingenieros del Ejército Americano mejoró el camino entre Columbus y Casas Grandes, México.   
Este esfuerzo también incluyó el primer uso de aviones en las condiciones del combate. Nuestra fuerza aérea entera (ocho aviones) se estacionó en Columbus, un escuadrón de los cuerpos de señales. En este tiempo, se usaron los aviones para llevar los mensajes. Como se trataba de unidades de baja potencia,  volaban tan bajo que recibían el fuego de las personas de tierra. En la autodefensa, ellos llevaban granadas que usaban como bombas y dispararon por atrás a las tropas en tierra. Los aviones también se usaron la primera vez como observadores para que  localizaran a los enemigos sospechosos y llevaron las noticias atrás a las tropas. Era un tiempo excitante para las tropas americanas. Más de veinte mil soldados de caballería ganaron la experiencia en condiciones de combate que demostraron ser de de gran valor cuando los EE.UU. entraron en el teatro de operaciones europeo al año siguiente y a su retorno de México.  
¿Qué efecto tuvo en Columbus? Mientras las tropas estaban aquí, Columbus era el cuartel más grande en Nuevo México. Pero cuando ellos salieron, se volvió más pequeño que antes del ataque. Durante  años el pueblo fue menguando en  tamaño hasta que los trenes dejaran de correr en los años cincuenta. La población se redujo a alrededor de 200 y el pueblo se listó en muchas guías como un pueblo fantasma. Ahora nosotros estamos arriba del tamaño que el  pueblo tuvo en el momento del ataque, alrededor de 1700 personas. Todavía mantenemos nuestro carácter rural pero tenemos una sorpresa o dos para todos los visitantes a nuestra área.  
Nuestro Museo del Depósito del Ferrocarril era el depósito del ferrocarril en el momento del ataque y era uno de los blancos principales. Los Villistas querían botín, dinero y géneros para ayudar a financiar su guerra contra el Ejército Nacionalista.  Se dispararon varios tiros en el depósito que estaba cerrado durante la noche. El único incidente real fue un reloj de pared que se detuvo cuando le pegó  una bala y grabó la hora en que terminó el ataque.  El reloj se encuentra  actualmente en Santa Fe y sólo volverá cuando nosotros podamos garantizar su seguridad. El museo tiene una colección excelente de fotografías de escenas tomadas tanto en Columbus como a lo largo del área recorrida por la Expedición Punitiva. Puede ver los videos que se han hecho sobre la Pancho Villa y y el ataque. Examine los artefactos de los soldados que estuvieron estacionados aquí e imaginen el esfuerzo y las condiciones climáticas de una persecución invernal detrás de un bandolero en las altas  montañas de Chihuahua, México. Mire el despliegue de armas que se usaron en ambos bandos. Nosotros también tenemos una copia de la mascarilla de Pancho Villa, así como uno de su sombreros.  
Cuando usted se ha hartado de muerte y destrucción, los otros cuartos en el depósito le darán una idea de la vida en la frontera alrededor del inicio del siglo XX. Los trajes y los instrumentos están colgados de las paredes y dentro de las vitrinas para su exhibición. Nosotros tenemos incluso algunos recuerdos del ferrocarril. En mayo de 2000,  se develó una pintura que muestra la que era toda nuestra   fuerza aérea estacionada en nuestro pueblo en sus inicios en 1916. Tres días después la pintura se presentó al Pentágono en Washington, DC. Nosotros estamos orgullosos de ofrecer copias firmadas y numeradas para la venta.  
Columbus se localiza a tres millas de la frontera mexicana y es el único punto del cruce en Nuevo México que se encuentra abierto  las 24 horas del día. Muchos de los visitantes al museo son mexicanos. Cuando usted visita, esté seguro de firmar nuestro libro de visitantes invitados. Nuestro número de teléfono es 505-531-2620. 
 



El famoso poster de Pancho Villa con la recompensa que se ofrece de $5000 dólares por su captura.
The famous Pancho Villa reward poster - offering $5,000 dollars for his capture!

Este poster de reclutamiento llama a filas a ¡25000! para la captura de Villa que esten dispuestos a defender su bandera y su gloria.
This recruiting poster calls for 25,000 men to "shoulder the trusty Springfield" and get read y to defend "The Flag, Old Glory".


Una tarjeta postal americana exagerando el poderío del ejercito yanqui y consignando a Villa a la categoría de bandido.
An American post card exaggerating the prowess of Yankee military might and consigning Villa to the rank of "bandit".



No comments:

Post a Comment