Thursday, March 30, 2017

Brexit: Una relación nueva, profunda y especial

Brexit: Una relación nueva, profunda y especial

57897412_ML
















Por Theresa May
El País, Madrid
He enviado a Donald Tusk una carta formal que activa la decisión democrática tomada por el pueblo de Reino Unido el año pasado al votar de manera clara a favor de salir de la Unión Europea.
En estos momentos de profunda relevancia para mi país, quiero asegurar que esta decisión no constituye un rechazo a los valores que compartimos como conciudadanos europeos. Tampoco es un intento de perjudicar a la Unión Europea ni a ninguno de sus Estados miembros. Al contrario, Reino Unido quiere que la UE tenga éxito y prospere.
Nuestro referéndum es un voto a favor de restaurar nuestra autodeterminación nacional, tal y como la vemos. Vamos a dejar la UE, pero no vamos a dejar Europa, y queremos seguir siendo socios implicados y aliados de España y de nuestros demás amigos en el continente.


Nuestra estrecha relación se personifica en los profundos lazos que unen a nuestros pueblos. Hay más de 130.000 españoles que residen en Reino Unido y que hacen una contribución enorme a nuestra economía y sociedad, mientras que 18 millones de británicos viajaron a España en 2016 -una cuarta parte del total de turistas en España-. Valoramos enormemente esta relación y amistad que nos une.
Como el amigo y vecino más cercano de Europa, esperamos poder mantener una profunda y especial relación con toda la Unión Europea. Esta relación debería incluir la cooperación económica y la de seguridad, puesto que redunda en beneficio de Reino Unido, de España, de la Unión Europea y del mundo en general.
Queremos asegurarnos de que Europa siga siendo fuerte y próspera, que sea capaz de proyectar sus valores, liderar en el mundo y defenderse de las amenazas a su seguridad, y queremos que Reino Unido desempeñe su papel en conseguir estos objetivos.
Por ello, abordamos estas conversaciones de manera constructiva, con respeto y con un ánimo de cooperación sincera. Hemos escuchado a nuestros homónimos europeos y respetamos su postura. Por este motivo, por ejemplo, Reino Unido no pretende seguir en el mercado único, ya que nos han dejado claro que implica aceptar las “cuatro libertades”. Entendemos que son indivisibles y que no es posible “elegir entre ellas” y, por ello, aspiramos a tener el mayor acceso posible al mercado único mediante un nuevo acuerdo de libre comercio audaz y ambicioso.
Igualmente, entendemos que tiene que haber consecuencias para Reino Unido al salir de la UE: sabemos que perderemos influencia sobre las normas que afectan a la economía europea. También sabemos que las empresas británicas tendrán que ajustarse a normas establecidas por instituciones a las cuales ya no perteneceremos, al igual que ocurre con las empresas británicas que comercian en otros mercados. Lo aceptamos.
Pero no hay ningún motivo por el cual no podamos lograr una nueva relación, profunda y especial, entre Reino Unido y la UE que funcione bien para todos.
La relación comercial entre Reino Unido y España asciende a 46.000 millones de euros anuales. Reino Unido es el principal destino de las inversiones españolas en Europa, mientras que hay 700 empresas británicas invirtiendo en España. Por ello, es en interés de todos que la relación entre Reino Unido y la UE permita a las empresas respectivas tener la máxima libertad. Todos saldríamos perjudicados si se levantaran barreras comerciales innecesarias.
Del mismo modo, debemos seguir forjando una cooperación lo más cercana posible que proteja a nuestros ciudadanos, algo cada vez más importante en un mundo cada vez más inestable. Todos nos enfrentamos a los mismos retos, al terrorismo y al extremismo, como quedó muy patente con el abominable atentado en Londres la semana pasada, en el que murió trágicamente una ciudadana británica de origen gallego, madre de dos niños.
Quiero que la nueva relación con la UE sea lo más estrecha posible en este ámbito, ya sea cuando se trate de intercambiar información entre nuestros cuerpos de seguridad o de trabajar juntos para proteger las fronteras europeas.
Esta relación profunda y especial reviste tal importancia que estamos convencidos de que será posible llegar a un acuerdo en el plazo previsto, y además de un modo que refuerce los valores liberales y democráticos europeos que todos compartimos y que el mundo necesita, ahora más que nunca.
Seguiremos desempeñando nuestro papel para garantizar que Europa se mantiene fuerte y próspera, y con esta relación nueva contribuiremos a la seguridad y poder global de nuestro continente para bien de todos.
Theresa May es primera ministra del Reino Unido.

No comments:

Post a Comment