Friday, January 6, 2017

Twitter: una compra difícil

LEX FINANCIAL TIMES
Foto: Dreamstime.EXPANSION

Twitter no fue comprado en 2016. The Walt Disney Company no tuvo que reconciliar a Mickey Mouse con el odioso fanatismo.
Salesforce no gastó la mitad de su capital en un portal que no ofrece beneficios. Alphabet optó por diluir sus sólidos márgenes con las pérdidas de Twitter.
El hecho de que esos acuerdos llegasen a discutirse debería dar pie a la esperanza. También que Twitter tuviera 310 millones de usuarios activos en el último recuento (tres veces más que LinkedIn, comprado este año por Microsoft por 26.200 millones de dólares). Es el medio de comunicación favorito del presidente electo de EEUU.



No obstante, a diferencia de Alphabet y Facebook, el crecimiento estable de los usuarios, los cuantiosos ingresos y el beneficio neto siguen eludiendo a la compañía. Está caro: su valor de empresa de 12.000 millones de dólares equivale a casi cinco veces los ingresos del último año y a cerca de 300 veces los beneficios antes de intereses, impuestos, depreciación y amortización.
Si alguno de los pretendientes de Twitter recuperase la pasión en 2017, correría el riesgo de sufrir un ajuste de cuentas por parte de sus propios inversores. Alphabet, con 80.000 millones de dólares de caja, podría absorber con facilidad a la compañía. Pero sus acciones han subido más de un tercio en los últimos dos años ante la idea de que se ha vuelto más prudente con los gastos. La compra de Twitter destruiría esa credibilidad.
En el caso de Disney, hay posibilidades interesantes. Twitter está experimentando con la retransmisión de deportes. Disney ya posee los derechos para retransmitir deportes a través de su canal ESPN -sólo tiene que aumentar el interés de los espectadores, algo que podría ofrecer una mayor interacción. No obstante, el choque de culturas es real, y el precio poco atractivo.
En Salesforce, es evidente que su fundador Marc Benioff quería cerrar el acuerdo. Pero los inversores ya estaban consternados por su intento de comprar LinkedIn este mismo año. ¿Por qué, se preguntarían los inversores, dilapidar la mitad de nuestra compañía en rápido crecimiento en esto?
La probabilidad de que Twitter sea adquirido en 2017 es razonable, pero sólo después de que falle la autoayuda y de que su valoración sufra una corrección significativa. No es una perspectiva agradable. Como su usuario más prominente tiene por costumbre tuitear: "¡Triste!"

No comments:

Post a Comment