Tuesday, January 17, 2017

"Patrullas de la sharia" en Alemania, con la venia judicial

George Chaya


La Justicia de ese país sostuvo que los comandos musulmanes que salen a la calles a controlar que los fieles no consuman alcohol ni vayan a discotecas no cometen ningún delito.


Un tribunal alemán ha desestimado por segunda vez un caso contra un grupo de extremistas salafistas pro-sharia, alegando que no han infringido la ley.
Según los jueces, la patrulla islámica no era ilegal porque los uniformes no eran "sugestivamente militantes" y no tenían un "efecto intimidatorio", publicó el diario Die Welt. "Es sorprendente que un tribunal occidental considere que las patrullas de la sharia son legales", subrayó el periódico.
El fallo argumentó en base a la vestimenta de los miembros de las patrullas y sienta peligrosos precedentes sobre la seguridad y las libertades constitucionales alemanas. "Los supremacistas islámicos están usando nuestra democracia contra nuestros propios ciudadanos. Sus avances están sucediendo bajo nuestras narices. Ningún estado occidental es ahora inmune a ser víctima de las incursiones de la sharia y ahora sus patrullas están siendo ayudadas por ideólogos izquierdistas"; indicó la fiscalía interviniente.


La pregunta es la siguiente, amplió la fiscalía: "¿Por qué Alemania se inclina ante el Islam sin oposición alguna?". Hasta hace una década, nadie hubiera creído que las "patrullas de la sharia" pudieran existir en suelo occidental. Como ciudadanos acostumbrados a la libertad, en Europa y América del Norte somos muy laxos y propensos a brindar demasiada libertad a nuestros líderes dándoles la confianza que claramente no merecen.
Los medios de prensa alemanes sostienen que muchos diputados conservadores no fueron informados que hubo un voto en el Parlamento sobre estas patrullas. Hasta el momento eso es un rumor, pero los ciudadanos se hacen preguntas cuando hechos como este salen a la luz, y la mayor destinataria de los cuestionamientos es la señora Merkel, publicó la revista Der Spiegel.
Segun la fiscalía, "los ciudadanos tienen el derecho a saber lo que está sucediendo a puertas cerradas en las reuniones de sus legisladores que permiten a los supremacistas islámicos avanzar en sus ideas para subyugar a Occidente".
"Con su fallo, la corte alemana considera que la Patrulla para hacer observar la sharia islámica en suelo alemán es legal al desestimar por segunda vez el caso contra un grupo de extremistas salafistas, alegando que no han infringido la ley".
Los vigilantes islamistas son liderados por el converso Sven Lau, que actualmente está sometido a otro proceso penal por apoyar a ISIS como reclutador del grupo terrorista que  combate en Siria. Lau y seis cómplices salieron a las calles de la ciudad alemana de Wuppertal en 2014 para impedir a las personas beber alcohol, escuchar música y asistir a discotecas. Sin embargo, no fueron sancionados penalmente por la justicia alemana por lo que los fiscales están luchando para reconstruir el caso que se centra en la afirmación de que los islamistas esquivaron la prohibición que sanciona el uso de uniformes y simbología política al ponerse chalecos anaranjados con las palabras "policía de la sharia".
La ley fue creada originalmente para criminalizar las patrullas organizadas por neo-Nazis. No obstante, según la jurisprudencia sentada a partir de el segundo rechazo del alto tribunal alemán, "la patrulla islámica" no es ilegal porque sus uniformes no son "sugestivamente militantes" y no tenían un "efecto social intimidatorio" como si lo tienen los camisas pardas neo-Nazis, amplio sobre el tema Die Welt.
Un tribunal rechazó el mismo caso el año pasado y ahora fue rechazado en apelación por un tribunal superior, que informó a los fiscales que la prohibición de uniformes no podría aplicarse al caso particular. Aunque el veredicto del pasado martes todavía no es definitivo y aún podría ser apelado.
Según testigos, en Alemania circulan desde hace tiempo patrullas organizadas de la sharia. Esos testigos afirmaron que una unidad de la sharia islámica se formó en la ciudad de Hamburgo en agosto de este año atacando a las personas que bebían alcohol, a las parejas que paseaban de la mano, a mujeres que consideraban vestidas de manera inapropiada y que acosaban a hombres que percibían como homosexuales. La justicia alemana no ha tomado aun declaración a esos testigos.

No comments:

Post a Comment