Monday, January 23, 2017

Entre el güero y la gallina de los huevos de oro


Al dente/actualidad en su punto
Ciro Di Costanzo 
 
Esta semana vivimos en un vilo entre el güero Trump y la gallina de los huevos de oro.

APERITIVO: LA GALLINA DE LOS HUEVOS DE ORO
El presidente de México, Enrique Peña Nieto, confesó en un evento de protección del patrimonio familiar que la riqueza petrolera se acabó. “La gallina de los huevos de oro se nos fue secando, se nos fue acabando”, dijo. “Cuando el precio del petróleo estaba alto, el gobierno tenía excedentes. Ahora se acabó”, afirmó el Presidente.
La sola frase retrata una tragedia mayúscula. No obstante, el tema es: ¿se secó o la secaron? ¿Se murió o la mataron?
Veamos algunos de los principales sospechosos que, desde esta semana,  serán conocidos como “Los asesinos de la gallina de los huevos de oro”.



1. El Mayordomo... no, ya en serio, el sindicato petrolero encabezado por Carlos Robero... perdón, Romero Deschamps y su pandilla, principal chupacabras de Pemex.- Quizá campeones en materia de corrupción, componendas e, incluso, algunas veces, cómplices de miembros del sindicato con el crimen organizado en la ordeña de ductos. Pero no sólo de forma ilegal sino también legal en sus leoninos contratos colectivos, aprovechándose del hecho de tener demasiados asientos en el Consejo de Administración. ¿Cuántas veces no fue exhibido en medios que Pemex pagaba las fiestas del sindicato, los pañales de los niños de sus miembros y hasta operaciones estéticas?
2. Las campañas políticas del PRI.- ¿Alguien no se acuerda del Pemexgate? Escándalo de proporciones épicas, cuando se encontraron desviaciones del sindicato con dinero de Pemex a la campaña del PRI del año 2000. La cifra rondaba los mil millones de pesos y fue en aquellos tiempos de alternancia que si hubiera continuado el tricolor a lo mejor no se hubiese sabido de ello.
3. La corrupción de sus malos funcionarios.- Debo reconocer que Pemex ha tenido extraordinarios funcionarios, pero también ha teñido verdaderos hampones que han transado con los recursos de Pemex hasta hacerse millonarios en dólares, casi (casi) como sus líderes sindicales.
4. La Secretaría de Hacienda.- Que no por ser de manera legal y documentada no se debe mencionar. Durante décadas, el régimen fiscal de Pemex le quitaba en impuestos a la empresa casi el 80% de sus ganancias. No le dejaban margen de maniobra para invertirse a sí mismos y con ello crecer, comprar tecnología, invertir en refinerías y mantenerse actualizado como una empresa de clase mundial.
5. Las ordeñas de los ductos.- Hay quien estima que la cifra del robo de gasolina es mayor a los dos mil millones de pesos por año. Otros creen que esa cifra palidece. Lo cierto es que la ordeña de ductos de Pemex sigue siendo una constante y no hay un gobierno que haya sido capaz de detener este desfalco.
Resultado: El principal yacimiento de nuestra era es el de Cantarell. Llegó a dar casi dos millones y medio de barriles DIARIOS. Hoy, apenas da 200 mil barriles al día. ¿Qué empresa resiste eso?
La gallina de los huevos de oro no murió. La mataron.

PIATTO FORTE: EL GÜERO
Y OBAMA: LOS CONTRASTES
Estados Unidos experimenta una transición casi esquizofrénica del poder. De hecho, todavía me pregunto cómo es que los estadunidenses cambiaron tan radicalmente de modelo de Presidencia.
Esta semana pudimos contrastar a ambos mandatarios, tras los sendos discursos entre el presidente entrante Donald Trump y el presidente actual Barack Obama. El de Obama, como siempre, resultó un discurso inspirador, dirigido a levantar la moral a la gente que hoy vive aterrada por la llegada de un personaje como el güero Trump.  Habló de la democracia, la solidaridad, la equidad y el cambio. Quizá uno de los mejores discursos del siglo XXI. Sensible y esperanzador, enfocado al futuro y lleno de frases para la posteridad. “Les pido que crean”, “el cambio no lo hice yo, sino ustedes”, “la democracia peligra si se entrega al miedo” o “Estados Unidos no se debilitó con los recién llegados (inmigrantes). Se fortaleció”.
En su cierre, “yes, we can. Yes, se did”, la gente se levantó de sus asientos y aplaudió a rabiar. Unos lloraban, otros gritaban. No era para menos. Se va el Presidente más popular de todos los tiempos.
En contraste, el güero Trump llegó de malas. Su discurso estuvo enfocado en las trilladas frases que repite una y otra vez. México pagará por el muro. “No me da la gana esperar, lo empezaremos a construir cuanto antes y México, de alguna manera, lo pagará”, advirtió, arrogante, a su vecino, como también advierte a los artistas, actores y actrices que le critican.
Se enfocó en el pasado. Todo está mal, todo estuvo mal. Enfrascado en su propia figura, al mejor estilo de salvador o como él mismo se define: “el más grande generador de empleo que Dios ha creado”. Cero humildad, cero referencia a la ciudadanía.
Ansioso y amenazante arremetió contra la prensa. Al sitio Buzzfeed lo amenazó con “sufrir las consecuencias” de haber dado a conocer el reporte de inteligencia que supone que Putin tiene información sensible de Trump. Llamó al medio “pila de basura” . Calló a gritos al corresponsal de la CNN.  Después, salió intempestivamente de su conferencia de prensa. Le aplaudió su familia y sus asistentes. No más. ¿Ése será el tono a partir del 20 de enero? Pues, como ellos dicen, “Dios bendiga a América”... y también al resto del mundo... El güero.

DOLCE: TRADICIONAL ROSCA
Y GRATITUD
Con café o chocolate, ideal no sólo para agradecer todas las roscas que llegaron este año, sino también a todos ustedes por sus comentarios y sus palabras, nuestra gratitud es infinita. ¡Gracias!

No comments:

Post a Comment