Sunday, December 25, 2016

#Colombia A pupitrazo limpio – por Plinio Apuleyo Mendoza


BY  

timochenkoyeyo
Fue grande el engaño. Enterados de que se estaba trabajando duramente en La Habana para hacer los ajustes solicitados por los expresidentes Uribe y Pastrana, personajes como Alejandro Ordóñez, Marta Lucía Ramírez, Jaime Castro, comunidades cristianas y asociaciones de víctimas llegamos a pensar que la derrota del Sí había obrado en Santos un saludable efecto. No era ya el arrogante mandatario que pretendía convertir el plebiscito en una división entre amigos de la paz y de la guerra; el mismo que había ordenado un multimillonario gasto en propaganda oficial y comprometido a todos los funcionarios de su gobierno y a gobernadores y alcaldes del país a hacer campaña por el Sí pasando por encima de la ley.

Tanto impresionó esta actitud conciliadora que hasta el expresidente Uribe, en vez de exigir, imploró –tales fueron sus palabras– poder revisar el nuevo texto antes de ser firmado. Era lo menos que se esperaba. No se trataba, de ninguna manera, de un consenso exclusivo entre las Farc y el Gobierno. Los únicos que podían darle validez a tal acuerdo eran aquellos que representaban la voluntad expresada por la mayoría de los colombianos en las urnas.

No comments:

Post a Comment