Thursday, October 20, 2016

La muerte de un banco... anunciada (I)




“El Fondo de la reserva Federal es la más poderosa institución en Washington y la menos cuestionada de todas.”
RICARDO VALENZUELA
Image result for COWGIRLS AND COWBOYS
“La única economía cerrada hoy día, es la economía mundial.” Son las palabras de mi maestro Arthur Laffer. Pero al amanecer del siglo XXI estamos siendo testigos de las rudas zancadillas sembradas en la ruta hacia la globalización de la economía, y una feroz lucha por su control ante unos EU sangrantes y debilitados.

En los siguientes años de este nuevo milenio, cortesía de su nuevo presidente socialista, Barak Obama, el deterioro de los EU y su pérdida de control de la economía mundial será más evidente y, por razones naturales, México deberá tener un papel muy diferente al jugado durante el último siglo, si es que los mexicanos entendemos lo que está sucediendo en el nuevo paradigma mundial. Los EU seguirán luchando por dictar la pauta de los acontecimientos económicos del mundo, básicamente a través de su política monetaria de su banco central, el FED, cuando menos temporalmente.

 
Sin embargo, en estos momentos un nuevo cartel de países encabezados por Rusia y China, seriamente contemplan la posibilidad de abandonar el dólar como la moneda mundial para utilizar una nueva, y no es precisamente el euro.

El Fondo de la reserva Federal es la más poderosa institución en Washington y la menos cuestionada de todas. Puede decidir elecciones, rescatar gobiernos de la banca rota, impulsar el mercado de valores o inmobiliario a la estratosfera, o, simplemente destruir dichas actividades. Sin embargo, opera sin vigilancia o supervisión alguna. Este organismo del país más rico y poderoso sobre la faz de la tierra, es también conocido como la criatura de Jekyll Island, lugar que lo vio nacer producto de una reunión en el año de 1913 entre los representantes de los grandes capitales de la época: JP Morgan, Los Rockefeller, Los Warburg, Los Rothschild: ¿el objetivo? eliminar la odiosa  competencia para tomar control total de los mercados financieros.

La composición de la reunión de Jekyll Island fue un ejemplo clásico de la formación de un cártel. Un cártel es un grupo de hombres de negocios o países  independientes que se unen para coordinar la producción, calidad, el precio y la comercialización de los productos de sus miembros. El propósito de los cárteles es reducir la competencia y así incrementar sus ganancias. Estos objetivos los logran estableciendo monopolios compartidos en sus actividades que obliga al público a pagar precios mucho más altos por sus productos y servicios, de los que normalmente tendrían que pagar en un sistema de libre mercado.

Unos cuantos años después de la formación del cártel de Jekyll Island, mediante ciertas maniobras de los bancos más importantes de los EU, se provoca la gran depresión que curiosamente elimina más del 50% de la competencia de esos grandes bancos.

A partir de la formación del banco central de los E.U., el FED ha manipulado le economía del país de la forma más misteriosa y secreta que alguien pudiera imaginar. La oficina de contabilidad del gobierno federal publicó un reporte recientemente que entre otras cosas revela el hecho de que el FED mantiene un fondo secreto de contingencia por un total de $30.7 billones de dólares. Este dinero proviene de guardaditos que el Fondo ha “desnatado” de las ganancias que le dejan las operaciones de mercado abierto. Supuestamente esos dineros deberían de estar en la Tesorería.

Cuando alguien afirma que el FED está tirando el dinero de los contribuyentes, su Presidente en turno protesta vigorosamente asegurando que el FED no tiene presupuesto para apropiación de fondos de parte del gobierno federal. La verdad es que el FED necesita los recursos de los contribuyentes tanto como un falsificador de dinero necesita asaltar una gasolinera. El banco central puede imprimir todo el dinero que necesite. Como banco de emergencia para el sistema financiero nacional, el FED controla la circulación de dólares, la definición de su valor, controla los intereses, controla la economía.

El concepto de banca central es relativamente nuevo y solamente los socialistas monetarios afirman que tiene un buen récord. En su interminable campaña para expandir el dinero y el crédito, una verdadera contracción del mismo nunca ocurre. El FED pude bajar los intereses que le carga a los bancos miembros por los prestamos que les otorga, puede manipular los requerimientos de reservas; más impactante, puede comprar valores de la Tesorería en el mercado abierto. Es decir, sacar dinero de una bolsa para echárselo en la otra.

Las compras en el mercado abierto es lo que ha probado ser más rentable. El FED compra valores de la Tesorería directamente o a través de sus Casas de Bolsa favoritas y mantiene esos valores como activos. Operando a través de sus sucursales y bancos miembros, piramida préstamos con esos valores. La calidad del crédito del gobierno de los EU, cuyo balance sugeriría declararlo en banca rota, es sólo sostenido por el poder de Fondo de la Reserva Federal.

El FED puede ser un importante o insignificante jugador en el mercado, o puede simplemente jugar el papel para persuadir gobiernos extranjeros de comprar y acumular deuda del gobierno de los EU para financiar el déficit. En cualquier caso, este poder le da vida a la relación simbiótica entre el sistema bancario y el gobierno que hace una burla de la alegada independencia de FED.

La verdadera ridiculez—y aquí es donde el poder de falsificar aparece—es la forma en que el FED consigue el dinero para comprar esos valores de la deuda. Los fabrica echando a funcionar su maquinita, se los saca de la manga, tarea que se simplificó cuando el papel dinero remplazó al restrictivo sistema del  patrón oro.

Si alguien en el sector privado trata de hacer lo mismo, atraería toda la ira del supremo gobierno para ir a aterrizar en las tétricas prisiones federales. El gobierno de los EU ha considerado invadir países que se rumora están falsificando dólares. Hace esfuerzos extraordinarios para aniquilar y castigar severamente a los falsificadores de billetes. Yo le llamo a ese esfuerzo eliminación de la competencia.

El argumento original para la creación del FED, fue que eliminaría las crisis que causa que los bancos vayan a la quiebra y los depositantes pierdan sus dineros. Después de la creación del FED en 1913, las recesiones han sido más frecuentes, el gobierno se ha hecho exageradamente grande, el dólar ha perdido casi 100% de su valor. Los depositantes han sido afectados como nunca.

Las huellas digitales de FED están por todos lados en esos eventos. Cada nuevo dólar creado por las operaciones de FED diluye el valor de los dólares existentes en la economía. Un dólar aun más barato redistribuye dinero de ahorradores a deudores, y de la clase media que paga impuestos a los bancos y contratistas del gobierno que pueden gastar ese dinero fresco antes del aumento de precios.

No comments:

Post a Comment