Thursday, October 20, 2016

Cartas a Guillermo Padrés (II)




“Después de controlar esas hemorragias que amenazan la vida del paciente y estabilizarlo, el próximo gobernador deberá sufrir una transformación de su estilo, sus visiones, sus valores para no caer en los ya muy soportados mandatarios changarreros, rapaces, cuenta chiles que al agredir a un gobierno federal, cuyas arcas están vacías, sienten estar haciendo historia”
RICARDO VALENZUELA
Image result for COWGIRLS AND COWBOYS
Después de controlar esas hemorragias que amenazan la vida del paciente y estabilizarlo, el próximo gobernador deberá sufrir una transformación de su estilo, sus visiones, sus valores para no caer en los ya muy soportados mandatarios changarreros, rapaces, cuenta chiles que al agredir a un gobierno federal, cuyas arcas están vacías, sienten estar haciendo historia. Este hombre nuevo deberá asumir actitudes de estadista, soñador y visionario al estilo de un Lee Kuan Yew, el creador y padre de ese milagro llamado Singapur, quien en unos cuantos años convirtió el burdel más grande del mundo en un país moderno, un centro financiero de importancia mundial en el cual priva la ley, el respeto y se crea riqueza a borbotones.

 
Como la situación del Estado es grave, voy a ir en contra de mis principios liberales de sugerir cierta intervención “pasajera” del estado, puesto que estamos en una emergencia. Le aconsejo al nuevo mandatario proceder a elaborar un plan de rescate y rehabilitación estilo el Plan Marshall implementado especialmente para la Europa destrozada por la segunda guerra mundial—Ese plan fue confeccionado con el objetivo supremo de levantar al Continente de su lecho de muerte y regresarle, no solo la vida, la sanidad y la esperanza perdida. Pero debo de insistir, no cualquier plan burocrático, ya hemos tenido muchos y bellamente empaquetados que para lo único que han servido es para que los vívales que los preparan carguen honorarios más ridículos que el contenido del mismo.

El Plan Marshall convirtió a los países derrotados en la guerra (Japón y Alemania) los que habían quedado en ruinas, en la primera y segunda economías del mundo en solo dos décadas. ¿Cómo? Con el capital de los EU y un acceso pleno, total e irrestricto a sus mercados. De ello emergerían las Toyotas etc. Tenemos cientos de Kilómetros que nos unen a ese mercado, los EU ¿Por qué no realmente hacer un esfuerzo único para aprovecharlo? Especialmente en estos momentos en que las políticas de Obama empiezan a expulsar empresas fuera de los EU como sucedió en California los últimos años.

Si el gobernador actúa como estadista en lugar de un changarrero de los que tanto hemos tenido, ese plan puede ser ambicioso, creativo, audaz, temerario y con tintes de mercado. El plan debería contemplar inclusive una verdadera independencia del Estado de las fatales políticas que han arruinado el país entero. El nuevo mandatario debería lograr el consenso para que el Estado de Sonora se convirtiera en ente con la capacidad para declarar su libertad económica. Singapur tiene un ingreso per cápita de casi $50,000 al año, mientras que el de México no llega a $9,000. Pero ¿Cual es el secreto de un pequeño país con una población similar en número a la de nuestro Estado y con una superficie de menos del 0.1% de la de nuestro país entero?

Sencillo: Singapur es el país # 3 del mundo en el índex de creatividad económica; #2 en cuanto a su competitividad global; #5 en cuanto al ambiente propicio para los negocios; #2 en cuanto porcentaje de su población trabajando; Su dependencia de la agricultura es “cero” y ocupa el #1 del mundo lugar que comparte con Hong Kong; Ocupa también el #1 en el mundo en cuanto a superávit de su presupuesto en relación a su PIB con un 25%; Ocupa el lugar #5 en el mundo en cuanto a crecimiento económico el cual durante los últimos diez años promediando un 8.3%; en cuanto a nivel de vida es #7 del mundo y su calidad de vida es la # 10. El secreto es uno y muy claro: Singapur ocupa el lugar #1 en cuanto a libertad económica del mundo habiendo desplazado a Hong Kong.

Yo le aconsejo al próximo gobernador que use su audacia para poder declarar al Estado de Sonora una zona de libertad económica como las 14 que ya tiene China comunista, además de Hong Kong, a través de toda su costa y que son ejemplos de prosperidad y desarrollo. Cuando en 1996 Milton Friedman en una emotiva carta me aconsejó el visitar Hong Kong para que yo pudiera iniciar una cruzada de usar el ejemplo para México, no me cruzaba por la mente el que tal concepto se pudiera usar para mi Estado. Si China lo ha hecho; ¿por qué los sonorenses no podemos hacerlo? Lo que no podemos ni debemos hacer, es seguir en la espiral que durante los últimos 20 años nos ha llevado de ser el granero de México, a ser el estado ratonero, deprimido y dependiente de un gobierno que ya no existe.

Dos de los escasos milagros económicos del siglo pasado—el siglo de la opresión del estado—fueron Hong Kong y Singapur, ciudades que emergieron en centros de tiranías y conflictos económicos y políticos para convertirse en dos entidades ejemplares de cómo regiones originalmente apéndices de lo que representaba la falta de libertad y la opresión, pudieron segregarse por la habilidad de sus líderes y convertirse en paraísos de prosperidad, libertad y un ejemplo para el mundo que desgraciadamente no seguimos. Para los miopes y escépticos que de inmediato desenfundan el argumento de que nuestra cultura es diferente, es otra. Yo los invito a Costa Rica para que puedan atestiguar el paraíso de libertad que en estos momentos construye Rigoberto Stewart, el hijo predilecto de la región de Limón Real, en donde se estructura la primera zona libre de las Américas.

O más sencillo, les aconsejo se asomen a Qatar y Dubái, dos experimentos impresionantes en medio del mundo musulmán que son ya la admiración del planeta entero. ¿Cuál es su secreto? Ambos son zonas libres. El ingreso per cápita de Dubái ya sobre pasa los $25,000 dólares y, lo más asombroso, el ingreso de Qatar coquetea con los $50,000 dólares. Ah, son dos países en medio del desierto sin los recursos naturales que porta México y además, con libertad se vacunaron contra esa horrible enfermedad que produce la abundancia de petróleo.

Le aconsejo al próximo gobernador revisar con profundidad el proyecto ya avalado por luminarias como el Dr. Walter Williams, ex Director de la escuela de economía de la Universidad George Mason—mencionado en algunas ocasiones como probable recipiente del premio Nobel-- y encabezado por Jasón Sorens, Doctor en economía y ciencias políticas de la universidad de Yale, llamado: ”Proyecto Estado Libre.” A través de este proyecto, los amantes de la libertad en los EU están decidiendo en estos momentos ubicarse en alguno de los Estados de la Unión, para luego convertirlo en ese paraíso de libertad. Un estado sin las cadenas del gobierno federal que cada día los aprisionan con más fuerza. Pueden consultar estas ideas de autonomía estatal en el web: freestateproject.org.

Un Estado abierto al libre comercio, la libre empresa, mercados sin intervención gubernamental. “Abolir legalmente” las restricciones y regulaciones estúpidas e inútiles del gobierno federal, abolir la mayoría de los impuestos federales y, en especial, el Impuesto sobre la Renta que es anticonstitucional, privatizar la educación, los servicios, la policía. Tienen ya en estos momentos listas de espera de empresas de todo el mundo para ubicar sus operaciones en esa entidad y, de forma especial, solicitudes de Bancos de todo el globo. Las proyecciones de ingresos con un flat tax, les daría unos ingresos incalculables como ya lo han demostrado los más de 30 países que lo han establecido entre ellos Rusia y prácticamente todos los países de Europa del Este (Georgia, Macedonia, Rumania, Serbia, Eslovaquia, Ucrania, Albania, Estonia, Latvia, Moldova etc.)

¿Imposible? Echemos un vistazo a la constitución para darnos cuenta de que los Estados son autónomos y soberanos. El poder originalmente se designó para residir en los Estados y no en el gobierno federal.

Pero para implementar un proyecto de esta naturaleza, el nuevo gobernador necesita acompañarse de un Secretario de Economía que hable el mismo idioma. No hombres improvisados que, como me lo comentara uno de ellos hace años, piensan su responsabilidad es crear empleos y se olvidan de crear valor. O en otra ocasión me comentara el comercio no debería formar parte del PIB puesto que no manufacturan nada…yo le respondo ¿Qué tal valor al evitarte ir todos los días a la granja para comprar leche, huevos, carne etc? Su Secretario de Economía debe ser un hombre que entienda el nuevo entorno que navegamos..El de las monedas flotando, el de la competencia feroz, el de la economía digital, del capital humano, de la productividad, de la información, de la libertad.

No comments:

Post a Comment